Busqueda



Jovene para los Jovenes

Los jóvenes, a través de sus propias motivaciones y por las influencias de los medios de comunicación y de consumo, han encontrando en las producciones culturales y artísticas, los instrumentos y mecanismos necesarios y óptimo que de alguna manera, les permiten expresarse y de alguna manera pasan a ser el medio para conocer sus visiones en torno a lo que están viviendo. Es por ello que actualmente podemos encontramos con que el graffiti, la batucada, el capoeira (expresión cultural brasileña), el teatro, el rock en sus diversas vertientes (latino, punk, metálico, hard core, etc), el hip hop con sus diversas escuelas y expresiones, la fusión de estilos, el folklore andino y el tradicional, los rafta, el sound y la música villera, las artes circenses, entre otros, componen un amplio mosaico de manifestaciones producidas por ellos mismos y sus más diversas agrupaciones.

Todas estas formas de expresión cultural y artística les posibilitan a los jóvenes decir lo que piensan de la sociedad en que viven, criticar y proponer alternativas, por lo que a menudo tienen características contraculturales. De una u otra forma, se han convertido en ese medio ansiado de expresión; recordemos que el joven por naturaleza busca poder manifestarse.

No cabe la menor duda que en estas producciones se juega parte importante de sus identidades. “Si bien pueden existir muchos que lo hacen como una pose, superficial y más vinculada a ganar la aprobación social, para muchos otros más bien significa la posibilidad de construir una posición en sus mundos, de expresar sus ideas y sentimientos, de aportar en sus comunidades y de decir sus palabras. Esto le otorga relevancia a sus experiencias de creación y recreación cultural, en tanto se han venido transformando en modos de construirse como sujetos y de expresarse socialmente. Es decir, en tanto estas formas de expresión les posibilitan a los jóvenes decir lo que piensan de la sociedad donde viven, criticar y proponer alternativas, buena parte de estas producciones adquieren necesariamente características contraculturales. Muchas de estas experiencias han permitido a estos jóvenes generar lazos y vínculos entre ellos y ellas, y también con sus vecinos niños y adultos del barrio, o sus docentes en el liceo o la universidad o con la comunidad en general.” (Duarte, Bustos, Ramírez, Quezada. Juventudes de Chile, Santiago de Chile, Ediciones LOM, pp.11-12)

No obstante, a pesar de esta aspiración, esto no siempre se consigue ya que una parte importante de este mundo adulto y otros jóvenes, tienen la tendencia de asociar estas manifestaciones con producciones de baja calidad y con el prejuicio de que la gente que trabaja en ellas, toma necesariamente un camino para el consumo de drogas y alcohol, o que simplemente practica la delincuencia. Hay quienes plantean que las expresiones gráficas como el graffiti, por ejemplo, son un elemento que no contribuye con el diseño de la ciudad. De esta manera, las creaciones juveniles no siempre cuentan con el apoyo que esperan y con la aceptación que desearían para fortalecer sus procesos individuales y colectivos.

De esta forma, entendemos cómo nuestros jóvenes van generando este sentimiento de rechazo, que los lleva a buscar una separación del resto de la sociedad adulta. Debemos aclarar, que dicho sentimiento también es producto del carácter psico-evolutivo en que se encuentran nuestros adolescentes hoy en la actualidad

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...